10.8 C
New York

Ecuador y un empate con sabor amargo.

Published:

Un duelo emocionante fue el que vivimos en la cuarta fecha de las Eliminatorias Sudamericanas, Ecuador y Colombia se encontraron, pero esta vez en el camino hacia el Mundial del 2026. Con varias ausencias la Selección que dirige Néstor Lorenzo llegaba a Quito para revertir la ultima presentación de la Selección “Cafetera” en el Estadio Rodrigo Paz Delgado en donde cayeron goleados en su última visita.

Por su parte, Ecuador trataba de mostrar una mejor cara de la que presentó en la victoria frente a Bolivia en la última fecha eliminatoria.

El ambiente estaba caliente desde la previa y durante el partido la calentura iba en aumento, la artillería de la Selección Colombia estaba conformada por James Rodríguez, Luis Diaz y compañía, mientras que la respuesta de Ecuador no tardó en llegar en los pies de Kendry Páez, Moisés Caicedo y Enner Valencia como estandartes.

El partido estuvo bastante trabado, pero el argentino Facundo Tello quien estuvo de arbitro central en este compromiso dejaba continuar las acciones. Hasta que llegó el tanto de Luis Diaz que por posición ilícita no terminó de sumar en el marcador. Ya para la segunda parte Colombia crecía en juego, ganando los duelos individuales con velocidad y mucha dinámica. Así llegó un nuevo ataque en donde se terminó sancionando tiro penal a favor de Colombia. Al cobro iría Luis Diaz, iba por su revancha, pero no contaba con la figura de Moisés Ramírez, que con el “SI SE PUEDE” de fondo se agigantaba. El cobro se realizó y el guante fuerte de Ramírez decía que NO, sellando el arco de nuestra tricolor.

Todo se daba para que Ecuador despierte, pero no, en una siguiente jugada el balón termina saliendo disparado dentro de un bosque de piernas hacia el arco tricolor, adelantando así a los visitantes, pero Dios nos miró a los ojos y mediante el VAR el gol terminó siendo anulado por posición adelantada de Rafael Santos Borré, dándonos una nueva oportunidad para soñar.

La preocupación de Félix Sánchez Bas se notaba y aunque demoró en mover sus fichas, terminó haciéndolo en la parte final del compromiso, pero fue muy tarde, porque nada pudieron hacer para que los puntos se queden en casa. El malestar de la fanaticada se notó hasta que el arbitro levantara sus manos indicando el final del compromiso.

El rostro molesto de los hinchas era evidente, hasta que llegó el mejor momento de la noche, un abrazo amistoso acompañado de unas palabras al oído por parte de James Rodríguez a Kendry Páez, el tiempo se detuvo mientras observábamos como el pasado y presente se abrazaba con el presente y futuro del futbol sudamericano, con una muestra total de respeto y admiración, vimos como James le cedía el camino a una nueva generación, mientras que Kendry asentaba con la cabeza indicando que el futuro quedaba en buenas manos. Intercambiando camisetas terminó el momento, momento que será eterno en la memoria de los amantes del buen futbol.

El duelo en la cancha terminaba y aunque falta mucho para la finalización de estas Eliminatorias Sudamericanas, para Ecuador, el empate tiene un sabor amargo.

Related articles

Recent articles

spot_img
[instagram-feed feed=1]